Cómo utilizar los desinfectantes correctamente

jueves, 26 enero 2017

Cómo utilizar los desinfectantes correctamente

Cuando queremos que las cosas estén realmente desinfectadas, debemos tener en cuenta los siguientes factores. A continuación vamos a indicaros los puntos a tener en cuenta:

Principio general

Como norma universal para utilizar los desinfectantes, hay que disponer de las herramientas adecuadas para realizar el trabajo correctamente ya que de no ser así la efectividad de estos productos se verá limitada. Además en el peor de los casos, los gérmenes se pueden fortalecer y volverse resistentes a los desinfectantes. Por esta razón hay que ser cautos y cuidadosos. Hay desinfectantes que están diseñados específicamente para luchar contra las bacterias y tienen un efecto limitado contra los virus (viricida limitado) y otros que luchan contra una gran variedad de virus (viricida)

3 Reglas Básicas

Para una aplicación óptima de los desinfectantes, hay tres normas fundamentales:

1. Humedecer Todo

Los desinfectantes actúan sólo donde se aplican. Hay superficies que hay que rociarlas completamente para limpiarlas. Incluso los objetos huecos hay que sumergirlos en una solución de desinfectante.

Si los productos de limpieza no llegan a todas partes, no se puede hacer nada. Lo única opción es retirar la suciedad con anterioridad a la desinfección, siendo la mejor opción, el uso de agua para realizarlo.

2. Tiempo de actuación

Los desinfectantes actúan sólo un tiempo determinado. Algunos gérmenes son muy resistentes. Los ingredientes necesitan un tiempo específico para poder actuar y desplegar sus efectos. Por lo tanto deben seguirse los tiempos que se indiquen en las etiquetas para cada producto desinfectante.

En función del tipo de desinfectante, las indicaciones serán diferentes. Por favor compruébalas antes de utilizarlos.

3. Dosis correcta

Los desinfectantes son eficaces pero usando la dosis adecuada. Existen soluciones concentradas y soluciones no concentradas, listas para ser utilizadas. Los desinfectantes concentrados tienen que diluirse previamente antes de ser utilizados. Si se utiliza una dosis demasiado débil, el desinfectante no será efectivo. Si la concentración es demasiado alta, se formará una película o la superficie se podrá estropear por los ingredientes abrasivos.

Hay que tener precaución a la hora de utilizar estos detergentes concentrados, ya que algunos pueden producir abrasión.

Consejos adicionales

Ahora que ya conoces las normas básicas de desinfección, vamos a darte unas recomendaciones adicionales.

Fecha de caducidad

La mayoría de los desinfectantes tienen fecha de caducidad. Si utilizas el producto después de haber superado dicha fecha no es seguro. Por favor compruébalo antes de utilizar cualquier desinfectante.

¿Dónde eliminar los productos desinfectantes?

Por favor tira los desinfectantes en la basura destinada para ellos. Estos productos no se echan por el fregadero o el inodoro porque son muy contaminantes. Producirás un gran perjuicio para el medio ambiente.

Para reducir el impacto ambiental, te recomendamos que utilices desinfectantes ecológicos, como los que tenemos en Biolindo. ¡Es la alternativa perfecta!

Toallitas de papel

Al hacer una limpieza con los desinfectantes, lo mejor es realizarlo con toallitas de papel. Estos pueden ser fácilmente eliminados después de limpiar. Si todavía utilizas paños, lávalos inmediatamente después de utilizarlos, al menos a 60º.

No utilices los mismos paños para limpiar diferentes estancias de la casa (cocina, baño, aseo). Esto puede favorecer una mayor propagación de los gérmenes.