Ácido cítrico: una gran ayuda que sirve para todo

Ácido cítrico: una gran ayuda que sirve para todo

El deseo de seguir un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente está cada vez más extendido, no sólo en lo que se refiere a alimentación, ropa o cosmética, sino también en el caso de los detergentes y limpiadores. En lugar de químicos que suelen ser dañinos, costosos y con formulaciones difíciles de entender, podrías optar por el ácido cítrico , una sustancia que ofrece una amplia variedad de usos.

¿Qué es exactamente el ácido cítrico? ¿A qué prestar atención?

El ácido cítrico es un ácido de frutas que normalmente se presenta en forma de polvo soluble en agua, incoloro y biodegradable. Aislado del limón por Carl Wilhelm Scheele hace más de 200 años, el ácido cítrico se encuentra principalmente en manzanas, peras y bayas, pero también en algunas coníferas y algunos tipos de hongos. La sustancia se usa a menudo en los alimentos en forma de agente saborizante o conservante, pero también es particularmente útil por su poder de limpieza. ¡Pero ten cuidado! Como sugiere su nombre, el ácido cítrico es un ácido y, por lo tanto, debe usarse con cuidado, dosificarse con cuidado y debe evitarse el contacto con los ojos. Si tienes piel sensible, te recomendamos que uses guantes de goma antes de manipular la sustancia.

Consejos para usar ácido cítrico en casa

1. Un clásico contra la cal
¿Quién no conoce las molestas marcas de cal en el cabezal de la ducha, los grifos o el fondo de la tetera? En estos casos, el ácido cítrico hace maravillas, al mismo tiempo que deja un aroma refrescante.

  • Para cafeteras, teteras y similares: mezcla 3 cucharadas de ácido cítrico en 1 litro de agua y vierte la solución resultante en la máquina. Calienta el agua solo un poco (tibia), de lo contrario el poder de limpieza se arruinará por el calor. ¡Recuerda enjuagar muy bien después de usar ácido cítrico!
  • Para sanitarios y grifos: preparar la solución (como se describe arriba), verter en una botella con atomizador y agitar bien. Rocía después, deja actuar unos minutos, aclara con agua fría y sécalo.
  • Para lavavajillas y lavadoras: añade 7-8 cucharadas de ácido cítrico directamente en el electrodoméstico vacío y selecciona un ciclo de lavado a temperatura media (máx. 40 ° C).

Atención: el ácido cítrico se puede utilizar de muchas maneras, pero los metales básicos como el aluminio no son resistentes a los ácidos y, por lo tanto, pueden dañarse.

2. Limpiador multiusos económico
¿Quemaste algo en la olla o la sopa ensució el microondas? ¡No hay problema! Mezcla una cucharada de ácido cítrico en agua tibia, limpia las áreas sucias con la solución y por último aclara con agua limpia.

Consejos Biolindo:

  • Para suciedades difíciles como ollas o sartenes incrustadas, calentar la solución, dejar actuar y aclarar a fondo.
  • En caso de hornos o microondas sucios, calentar brevemente los electrodomésticos hasta un máximo de 100 °C después de la limpieza.
  • En caso de manchas de cal en macetas, añade 3 cucharadas de ácido cítrico a un balde de agua tibia, pon a remojo durante la noche, limpia y aclara bien a la mañana siguiente.

3. Un abrillantador alternativo
Junto con el alcohol y el agua, el ácido cítrico forma un excelente abrillantador para el lavavajillas, ya que contrarresta los depósitos de cal del agua dura en el interior de este electrodoméstico. Disuelve 40 g de ácido cítrico en 100 ml de agua tibia y añade 150 ml de alcohol.

4. Adiós a las manchas
Incluso después del lavado, las camisas a veces todavía tienen manchas amarillentas en el cuello o las axilas. Para que las manchas de sudor y desodorante desaparezcan, puedes optar por una solución de agua y ácido cítrico. Simplemente pon la ropa a remojo durante unas horas (10-15 g de ácido cítrico por litro de agua) y lava después en la lavadora.
Atención: ¡el ácido cítrico tiene un efecto blanqueador y sólo es adecuado para ropa blanca!
Consejo de Biolindo: Las manchas de desodorante están causadas principalmente por desodorantes que contienen aluminio. ¡Apuesta por productos naturales y sin aluminio!

5. Para ropa súper suave
¡Con la ayuda del ácido cítrico podrás cuidar tu ropa, eliminando la suciedad rebelde y aportando un extra de suavidad! Solo necesitas disolver 5-6 cucharadas de ácido cítrico en 1 litro de agua. Basta con añadir 2 tapones dosificadores de la solución obtenida en el compartimento del suavizante.
Atención: ¡el ácido cítrico tiene un efecto blanqueador y sólo es adecuado para ropa blanca!

6. Para el baño
Verter unas tres cucharadas de ácido cítrico en el inodoro, dejar actuar, frotar con la escobilla y enjuagar. Así podrás eliminar las manchas de orina y darle una nota cítrica refrescante a tu baño.

¡Limpieza y sostenibilidad!
Con estos prácticos consejos, puedes evitar una amplia gama de costosos limpiadores químicos mientras proteges tu salud y el medio ambiente de manera económica. ¿Tienes curiosidad? ¡Echa un vistazo a nuestras propuestas !